Compartir

Stonehenge se reencuentra con el solsticio de invierno, sus druidas y sus misterios paganos


El misterioso monumento megalítico, que inspiró a Bernard Cornwell en su novela Stonehenge, vuelve a ser noticia con cada solsticio. Aunque poco se sabe de cómo y para qué fue construído, se supone que se creó para ritos druidas y relacionados con los solsticios, así que cada vez que hay solsticio, salta a todos los medios.

Jacinto Antón del Cultural de El País, escribe un extenso artículo sobre el monumento y la retransmisión que se hizo de la salida del sol el pasado 22 de diciembre: Stonehenge se reencuentra con el solsticio de invierno, sus druidas y sus misterios paganos